miércoles, 14 de diciembre de 2016

FRANCISCO DE PAULA CANALEJAS, FILÓSOFO DEL SENTIMIENTO

Francisco de Paula Canalejas Casas (1834-1883),
por E. P. Valluerca, Ateneo de Madrid

"En verdad os digo que ningún profeta es bien recibido en su patria" 
Lucas 4, 24. 

Nadie es profeta en su tierra. La frase evangélica se ha hecho popular, un tópico o lugar común que viene a significar que es muy difícil triunfar o adquirir gloria entre gentes que conocen bien la humanidad de uno y por tanto su menesteroso origen ("Y decían: ¿No es éste el hijo de José?" Lc, 4, 22). Si esto es cierto en todas partes, y muchos han de abandonar su pueblo para adquirir notoriedad como profetas, o como intelectuales, filósofos, ingenieros, arquitectos o artistas; no es menos cierto que el triunfo y reconocimiento entre los paisanos resulta particularmente difícil en España. Cualquier novedad francesa, alemana o americana, merece enseguida traducción y comentario, mientras que somos hipercríticos y muy recelosos -o sea, envidiosos- respecto a la calidad de las obras de nuestros paisanos.

¡Se ha llegado a decir que en España no hubo Renacimiento! Y sin embargo, muchas de las ideas filosóficas y científicas que luego fructificaron en la modernidad de Europa tuvieron su innegable germen en autores hispanos: Fernán Pérez de Oliva, Fox Morcillo, Huarte de San Juan, Luis Vives, Oliva Sabuco, Gómez Pereira, Francisco Sánchez, Miguel Servet..., por citar solo unos cuantos. También se niega que haya una verdadera filosofía en España, fuera de la Escolástica cristiana, que por otra parte inspiró a los grandes metafísicos modernos, entre ellos a Leibniz y Kant, y cuyo pensamiento político estuvo en el origen del Derecho Internacional.

Salvo las enciclopedias, hoy nadie recuerda a Francisco de Paula Canalejas, que no hay que confundir con su sobrino, el político José Canalejas Casas (1827-1902). Y sin embargo, Francisco de Paula fue durante algunas décadas primerísima autoridad de la Inteligencia española.

Nació en Lucena (Córdoba). Estudió Filosofía y Derecho en la Universidad central de Madrid. Fundó una revista universitaria con su amigo Emilio Castelar y su cuñado Miguel Morayta. Se doctoró en 1858 con una tesis titulada "Ley de la relación interna de las ciencias filosóficas".

Catedrático de Literatura por oposición de la Universidad de Valladolid, luego pasó a la de Madrid en 1862. Alcanzó fama como abogado, jurisconsulto y redactor de códigos legales. Diputado en las cortes republicanas de 1873, presidió el Ateneo de Madrid y fue nombrado académico de la Lengua. Escribió y disertó sobre la filosofía platónica, las doctrinas de Raimundo Lulio, la poesía épica y caballeresca castellana, la obra de Cervantes, el teatro de Calderón, la educación literaria de la mujer..., siendo estimado como un excelente orador público. 

En 1856, don Francisco de Paula publicó en Cádiz un tratadito titulado Filosofía del sentimiento y de la razón, obra en la que intenta conciliar la tradición racionalista griega con el sentimiento y con los misterios de la espiritualidad cristiana. 

El prólogo de esta obra contiene una apretada, didáctica, sabrosa y crítica síntesis de las principales escuelas paganas. Y la obra está disponible gratuitamente para su lectura en Google Books.

A continuación, citaré uno de sus textos para el comentario:

[SENTIMIENTO Y CONCIENCIA. CURIOSIDAD Y JUSTICIA]
"No hay raciocinio ni operación alguna de nuestras facultades mentales que no tenga origen en el sentimiento. El sentimiento de la curiosidad..., es el principal estímulo que nos conduce al descubrimiento de las ciencias: el sentimiento de lo justo es nuestro norte  en las operaciones de la razón que se rozan con todos aquellos hechos que queremos esclarecer con intención pura y recta: el sentimiento de lo honesto nos guía en aquellas producciones con que se recrea el entendimiento cuando tiene por fin no faltar a las reglas establecidas en una sociedad ilustrada: estos son los trabajos llamados de conciencia. En suma, no hay movimiento alguno del alma que no tenga su origen en el sentimiento"
Francisco de Paula Canalejas, Op. cit., "De las facultades intelectuales", pg. 187.

Sugerencias para actividades. ¿Qué entiende Canalejas por sentimiento? ¿Qué parecido guarda su punto de vista con el emotivismo ético de Hume? ¿En qué sentido colaboran razón y sentimiento en la vida humana activa? ¿Qué puntos de vista critica Canalejas de los grandes autores griegos, particularmente de Platón y Aristóteles? ¿Cuáles son sus principales argumentos?...

No hay comentarios:

Publicar un comentario