sábado, 3 de junio de 2017

¿DESCARTES PRAGMATISTA?



Resultado de imagen de meditaciones metafísica descartes


Ecos cartesianos


La filosofía de Descartes ha sido objeto de numerosas interpretaciones. Unos, como M. Leroy, ven al francés como a un filósofo enmascarado, dando todo su valor al lema cartesiano 'Larvatus prodeo' (Avanzo oculto). Según Cassirer, Descartes se interesó como teórico por la fundamentación de la Nueva Ciencia y, como persona, por la obtención de la pax fidei, o sea, por la conciliación entre su cristianismo y su racionalismo, entre la teología y la filosofía.

Resultado de imagen de peirce
Charles Sanders Peirce (1839-1914),
padre de la Semiótica y maestro del pragmatismo 

El pragmatismo

Recientemente, se han encontrado motivos y pasajes en su obra para considerarlo también pionero del pragmatismo. El pragmatismo es una corriente que se ha desarrollado sobre todo en el mundo anglosajón (EEUU e Inglaterra) con ciertos ilustres ecos en Italia. Sus figuras principales en origen fueron Peirce y William James (Metaphysical Club de Boston). Peirce aclaró sus propósitos en un artículo de 1878: "Toda la función del pensamiento es producir hábitos de acción" y "una cosa significa los hábitos que envuelve". Pueden ser también considerados pragmatistas autores de la talla de Dewey, George H. Mead y O. Lovejoy. Este último ha analizado con detalle las diversas corrientes de la filosofía pragmatista.

Validación pragmatista del criterio de certeza cartesiano


Pues bien, como se sabe, Descartes extrae su criterio de evidencia de la claridad y distinción del cogito, o sea, del "je pense, donc je suis", es decir de la indubitabilidad e independencia de la existencia del sujeto como sustancia pensante (res cogitans). El cogito sirve así de modelo para toda intuición verdadera. La percepción de una idea es cierta y segura si es clara y distinta. La claridad de una idea revela su presencia real. Se opone así una evidencia a un recuerdo o a una mera creencia. Por su parte, una idea es distinta cuando no es confusa.

Pero, al lado de este criterio de indubitabilidad respecto de nuestras percepciones intelectuales, y ante la suposición hiperbólica de un genio maligno que se complace engañándome, Descartes se siente obligado a encontrar una garantía suplementaria en la existencia y bondad de un Dios que me haya creado de modo que yo no me equivoque sistemáticamente.

Sin embargo, validar la corrección de nuestros pensamientos a base de recuperar el argumento ontológico de San Anselmo, combinado con el principio metafísico de causalidad y el innatismo de ciertas ideas, implica caer en una petición de principio, lo cual ha sido duramente objetado bajo el filosofema de "círculo cartesiano", pues el mismo argumento que me permite demostrar la existencia de Dios podría ser erróneo dado que todavía no sé que existe Dios y es perfectamente bueno, para saber así que ese mismo Dios impide que me equivoque sistemáticamente. Es decir, Descartes da por supuesto lo que tendría que demostrar.

Por ello, según Sergio Gª Rodríguez, Descartes ensayó una forma alternativa de justificación de la certeza atendiendo para ello al carácter práctico del conocimiento, es decir, suplementó su metafísica con una validación pragmatista del conocimiento. Apela por ello en distintos momentos de su obra a las consecuencias útiles de su criterio y de su método, así como al fin científico a los que ambos sirven.

Por supuesto, para Descartes una validación meramente pragmatista de la certeza no era suficiente, pues como declara en sus Meditaciones metafísicas "un ateo no puede estar cierto de no ser engañado en las cosas que le parecen ser muy evidentes (...), si antes no reconoce a Dios" (IX).

No obstante, es cierto que...

"la justificación pragmatista de Descartes posibilita una validación alternativa de las percepciones claras y distintas, pudiendo, asimismo, dar cuenta del 'instrumentalismo cartesiano' propio de su pragmatismo 'avant la lettre' que nos presenta a un sujeto preocupado por la acción y las consecuencias útiles, germen de lo que será el pragmatismo clásico" (Sergio Gª Rodríguez).

Bibliografía

Descartes. Discurso del método, 2ª y 4ª parte.
Diccionario Ferrater Mora. arts.: Descartes y Pragmatismo.
Sergio Gª Rodríguez. "Justificación y error en Descartes: un argumento pragmatista en la validación cartesiana del criterio de claridad y distinción". Revista de Filosofía, Vol. 41. Núm 1 (2016), pgs. 97-109.

No hay comentarios:

Publicar un comentario