sábado, 28 de marzo de 2015

Sustancia 1ª y 2ª (Aristóteles)


Pregunta Carmen Mota:

Hola profesor, hay dos cuestiones de Aristóteles que no he podido responder con el manual, ¿me las podría explicar?

1. ¿En qué sentido es la sustancia soporte y sujeto?

2. ¿Por qué para Aristóteles las esencias sólo secundariamente son sujetos?

Estimada Carmen:

¡muy bien por tener el valor y la curiosidad de preguntar!

Respondo a la primera pregunta:

Construye cualquier proposición (o sea, frase que puede ser verdadera o falsa), su sujeto siempre será una sustancia, bien primera o bien segunda. Ejs.:

1. "Esto es una carta", donde el deíctico "esto" señala una sustancia individual concreta, es decir una sustancia primera.


2. "Carmen es una buena estudiante", donde el nombre propio "Carmen" refiere también a sustancia primera, es decir, a un conjunto hilemórfico individual.

3. "Las cigarras son insectos", donde "cigarra" es el nombre de una clase lógica, de un género o especie de insectos, o sea, una sustancia segunda.

4. "Amar es hermoso", donde "amar", aunque sea una forma verbal se ha sustantivado. Se trata por tanto de una sustancia segunda, pues sólo existen los amores concretos.

5. "jugando me voy a la cama", el sujeto elidido Yo, es una sustancia concreta, es decir, una sustancia primera. (Aristóteles parte de una antropología monista, yo soy una sola cosa, un cuerpo cuya forma y principio de actividad, pues estoy vivo, es su alma).

La Metafísica hipostasía el Ser como algo subyacente a todos los entes. La existencia en efecto -dirá luego Tomás de Aquino siguiendo al Estagirita- es lo primero que capta el entendimiento en el orden especulativo o teórico (científico). Es decir, para conocer una cosa, primero debo anotar su existencia por las distintas sensaciones que se integran en una imagen.

Puedo pensar qué sea el Ser en sí (esto lo admite incluso Kant), y Aristóteles concluye que el Ser en sí es un motor inmóvil, pura energía o ser en acto, pero para el Estagirita, en la naturaleza empíricamente accesible, que es eterna, sólo existen entes concretos, es decir sustancias primeras. Las formas o ideas (géneros y especies), que son principio de inteligibilidad de las cosas, su esencia, existen in re, están en las cosas concretas, en acto, constituyen su estructura individual, que configura una materia concreta (principio de individuación). Es verdad que unas formas se parecen a otras, y por eso podemos abstraer la forma gato, perro, mesa, amistad...

Solo las sustancias pueden ser sujetos, porque son el soporte o sustrato de los otros modos de ser. Para que alguien sonría, primero debe existir ese alguien. Para que algo sea dulce, primero debe existir ese algo. Por lo tanto se dice que las otras categorías (imputaciones de ser) inhieren en el ser sustancial, se predican de él.

Segunda pregunta. Respondo

Las sustancias segundas (esencias: especies y géneros) sólo secundariamente son sujetos, porque para que el entendimiento agente o poético abstraiga las sustancias segundas, primeramente han de existir y ser sentidas e imaginadas o recordadas las sustancias primeras, o sea los individuos concretos. Luego de percibirlos, los imaginamos, construimos una imagen general mediante una inducción inmediata a la que podemos llamar abstracción. La memoria retiene esas imágenes, materia del entendimiento. El entendimiento trabaja sobre esas formas (gato, cigarra, mesa...), por eso escribe Aristóteles que es forma de formas (Acerca del alma, III, 8).

Espero que mis explicaciones te sean de utilidad, Carmen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario